logo-reto-de-escritura-5-lineas

(Este reto de escritura consiste en escribir, cada mes, un relato de 5 líneas que incluya las tres palabras propuestas. Si eres nuevo por aquí, te pido que leas cuidadosamente las normas.)

Medallero

 

MEDALLA DE PLATA; Virtudes Torres.

 

¡Enhorabuena!

Diciembre:

 

Necesitan, mientras y objeto.

 

Al igual que el año pasado, como reto adicional debes escoger un bando, Papá Noel VS Reyes Magos, e incorporarlo a tu relato. No es obligatorio que aparezcan como personajes, puede ser una referencia a la ilustración de una postal por ejemplo. ¡Imaginación al poder!
 
No olvides defender en redes a tu equipo con los HT #5LTeamReyesMagos y #5LTeamPapáNoel.

«Nos llega una información muy preocupante de Oriente: los Reyes Magos están perdiendo su magia y la necesitan para seguir vivos. El primero en sufrir las consecuencias ha sido Melchor, su barba ha desaparecido y el resto de su cuerpo se está volviendo transparente. ¡Un momento! Nota de última hora: un libro es un objeto poderoso, mientras la fantasía exista en ellos, la magia sobrevivirá. ¡No dejéis de escribir!»
Por Adella Brac.

 

La Estrella de Belén no es un objeto volante no identificado. Mientras los Reyes Magos encuentren, cada año, el camino al portal del Dios nacido, todo irá bien aunque el mundo cada vez parezca peor. Mi hijo ya no cree en los Reyes Magos, pero lo que no sabe es que volverá a creer algún día, porque los niños necesitan, necesitamos, creer en la bondad y soñar con la felicidad.
Por Lorenzo.

 

Queridos Reyes Magos:
Mientras os escribo imagino la estrella, objeto incandescente surcando el cielo, y a vosotros trayendo lo que necesitan las personas. Os pido que nadie pase hambre (sí, ya sé que eso depende de nosotros, pero como nadie parece saber cómo hacerlo…). Este año sí he sido muy bueno; por favor, traedme lo que os pedí el año pasado y no me trajisteis. Y, por cierto, ¿podríais hacer desaparecer todas las armas del mundo?… es que estoy harto de tantas guerras.
Por Luis J. Goróstegui, del blog Observando el paraíso.

 

¿Que cuál es el objeto de mi llamada? ¿Acaso vendéis algo más que forraje para renos?… Se creerá que soy adivino… ¿Que cuánto pienso necesitan? Ni idea…Oye, que yo no tengo la culpa de que llegaran sin avisar esos reyes magos. Mientras lo… ¿Cómo? ¿Qué ha dicho?… Ah, no sé. Una joroba, dos. Llamo al establo y pregunto… ¿Será de la mejor calidad?… El pienso… A Papá Noel no le va a gustar eso… Pues cambiaremos de proveedor.
Por Carles Leo, del blog Curioso por vocación.

 

—¡Oye, colega! ¿Has hablado con Melchor? ¿Cómo vamos a cumplir con nuestra misión si no podemos viajar en camello?
—Ni idea, majo… tengo claro que los más pequeños nos necesitan y que las tradiciones no deberían ser objeto de chanza, pero en este siglo de memes, bulos y «Tik Tok» quizás deberíamos pensar en actualizarnos.
—Empiezo a estar cansado. Son más de dos mil años con la misma cantinela. En fin, vamos tarde: intenta localizar al barbudo mientras hago «snoop» a Papá Noel…
Por Javier Sánchez Bernal, del blog La buhardilla de Tristán.

 

Queridos reyes magos, la navidad está construida sobre un extraño objeto; papá Noel. Todo intenciones. Mientras que el nacimiento de las personas pobres se debe colorear año tras año, y solo necesitan poco más que un hogar caliente y alimento. Cuando mires desde tu trineo recuerda la carta de aquellos niños que ni siquiera tuvieron papel para escribirla. Pero dicho sea de paso, si pudieras conversar con los reyes magos, quizás podríais dejarles algún regalo.
¡Oye, no hablo sola!
Por Nuria de Espinosa, del blog Entre luces y sombras.

 

La carrera anual entre Papá Noel y los Reyes Magos ha empezado pero tienen problemas. Mientras Papá Noel tiene a sus renos enfermos, los Reyes Magos están en banca rota. Por ello, este año necesitan cooperar. Los camellos tirarán del trineo de Papá Noel en las dos festivas noches. De momento están entrenando para tirar de tan pesado objeto pero las previsiones son buenas. Ningún niño se quedará sin regalos.
Por Do.Lobera, del blog Do.Lobera.

 

Algunas historias necesitan ser recordadas. Mientras los Reyes Magos iniciaban su camino por el desierto, otros sabios se extraviaron en la búsqueda de un objeto valioso que sirviera como ofrenda para aquel que anunciaba la antigua profecía. Aquellos hombres se obsesionaron tanto con la idea de que iban a ser recompensados por sus obsequios que no advirtieron la oportunidad de vivir un viaje único que, hasta el día de hoy, no se ha repetido.
Por Francisco Velandia, del blog Pacho escribe.

 

Necesita que llegue a tiempo, mientras, los pasos cada vez suenan más próximos.
En las manos da vueltas a un objeto cualquiera, necesitan mantenerse ocupadas, como antaño cuando hacía girar la gorra.
Ya está aquí, a su espalda y el ascensor aún no ha llegado.
―¿A dónde va, abuelo? ―Ande, vamos al salón.
Un día el ascensor se abrirá a tiempo y huirá, no sabe de qué; pero huirá.
Por hoy ha terminado la aventura, sin saber a dónde iba se refugia en su sofá.
Por Ángel.

 

Reviso la lista mientras los niños corren por los pasillos. Seguro llevo más de lo que necesitan, mas no importa. Celebraremos por adelantado la Navidad. Mañana parto en una misión secreta, importante. Miles de dólares han sido invertidos en el proyecto de esta expedición que tiene un solo objetivo. Encontrar el lugar señalado en el objeto encontrado en el polo norte. Tal vez a mi regreso, tenga la respuesta a la pregunta y por fin sepamos el lugar donde trabaja papá Noel.
Por José Torma, del blog Cuentos, historias y otras locuras.

 

Papá Noel: aquí estoy una vez más tratando de hacerle entender a mis compañeros, que no podemos de ninguna manera tomarnos vacaciones en Enero. Mientras tanto, Melchor insiste con que le gustaría ir a esquiar a Suiza aunque sea una vez en la vida, y yo trato de hacerle entender que el objeto de nuestras vidas es llevarle regalos a los niños el 6 de enero, qué ellos nos necesitan y que de ninguna manera podemos dejar de cumplir esta tarea. Atentamente. Gaspar
Por Marina Bonini necesitan obeto, del blog Marina de libros y algo más.

 

Mientras la joven elfa Siha realiza en el taller el último objeto de su jornada piensa en el viejo Noel. Como les paga con un liquen reseco y pasado, que apenas llega para darles el sustento que necesitan, él puede entregar todos esos ridículos cachivaches a precio de ganga: leche, galletas y jerez con los que pasa el año bien alimentado y caliente en su cabaña. Siha suspira. Ojalá fuera una muchacha que pidiera regalos en vez de fabricarlos.
Por Anabel Samani, del blog Anabel Samani.

 

Mientras Max está escribiendo la carta a los Reyes Magos, no deja de ser objeto de burla de su primo Rafe, un par de años más mayor que él. Max cierra los ojos, se tapa los oídos y empieza a cantar villancicos a voz en grito. Los niños necesitan creer en la magia porque la ilusión es lo último que se debería perder.
Por Aria Morgenstern, del blog Eris Morgenstern.

 

No quieres saber cuánto te necesitan, cuánto dependen de ti. No eres de las que ceden a imposiciones. Conoces lo que es ser el objeto de deseos ajenos.
Aspiras a ser libre mientras tengas proyectos pendientes, mientras seas joven para vivir tu vida, mientras…
Te llaman egoísta, desagradecida pero, aunque lo entiendes, por ahora no.
Por Mercedes Menéndez Aguirre.

 

El objeto de la convivencia era por un tiempo dar una mano mientras durara la necesidad de un hospedaje. Como toda convivencia, se torna a veces muy difícil y se requiere de amor, paciencia y la esperanza de que todo pasa y será para mejor. Al final, ellos necesitan algo de lo que yo puedo brindar. Y así ir sembrando semillas buenas que puedan prender y dar sus frutos un día. Todo es misión, todo se debe pasar con amor.
Por Diana Rosa Conti.

 

—Informe de bajas.
—¿Bajas, Señor? Los pajes necesitan ayuda; los han exterminado a casi todos.
—No. ¿Y Gaspar?
—El General Gaspar cayó. Las hordas de duendes montados a reno son temibles.
—¡Por la estrella de Belén! Santa es cada vez más fuerte.
—¿Qué hacemos, ahora General Melchor?
—Hay… Hay que esconder el objeto, mientras… ¿Qué… Qué es ese alboroto?
—¡¡¡Vamos mis valientes!!!
—¡Son los refuerzos!
—¡Baltasar! Vale; repliega a los pajes que queden. ¡La Navidad será nuestra!
Por Pepe, del blog Entre unas cuatro esquinas.

 

Los gemelos trabajan con ahínco durante todas las navidades. Mientras rescatan los juguetes que tenían guardados en el fondo de las estanterías, recogen, de aquí y allá, los papeles que necesitan para empaquetar cada objeto. Los regalos quedan divinos, dignos de un rey. Este año, tenían que esforzarse al máximo. No en vano habían sido designados por el misterioso amigo invisible para regalar a los Tres Reyes Magos. Después de tantos años recibiendo, había que esmerarse. ¡Qué menos!
Por Aurora Rapún Mombiela, del blog La historia está en tu mente.

 

Zed no tiene amigos, pero en Navidad trabaja en el centro comercial vestido de Papá Noel, y los niños le adoran. Le gusta sentir cómo le hablan, le abrazan, le necesitan… Sin embargo, todos los años desaparece alguno de aquellos críos. Zed participa en las batidas para buscarlo, hasta que aparece muerto. Mientras los demás lloran, él contiene la emoción y los nervios, por si descubren que falta un objeto personal del cadáver.
La colección de Zed crece año a año.
Por Igor Rodtem, del blog Lo innombrable y yo.

 

¡Pero Señor! ¡Los niños necesitan regalos! —La vocecilla aguda del elfo se escapaba por la rendija de la gran puerta y se perdía por el pasillo.
Como respuesta un murmullo grave ininteligible. Luego silencio, un portazo y silencio.
Mientras, en la gran sala, con la producción de juguetes parada, todos esperaban nerviosos. El pequeño elfo entró y los miró. En su mano, el objeto. Y ellos comprendieron. No habría más navidades blancas ni más regalos para los niños. Así acababa todo.
Por Nahnnuk.

 

He leído con asombro en el diario matutino: Un objeto, sí, del que no se sabe su procedencia quedó olvidado al pie del árbol, ese árbol que cada año se engalana en las fiestas. ¿Necesitan recordar la Nochebuena? Felices de estar juntos y recibir presentes. ¿Es posible olvidar un regalo, más cuando te lo trae Papá Noel? ¿Es que él habrá perdido sus encantos? Me lo pregunto. Mientras en el Polo Papá Noel ríe. En el apuro se olvidó su regalo. Quedó tirado. Está ahí. Debajo del árbol.
Por maggie.

 

Los niños necesitan sentir el ambiente navideño. Era en esta temporada donde escuchaban villancicos mientras tomaban chocolate caliente junto a la chimenea. Ninguno podía contener la emoción, corrían por la nieve y en la noche en sus camas no dormían esperando escuchar el trineo de Papá Noel y cuando las campanas sonaban, ellos sabían que al día siguiente los regalos estarían ahí. Emocionados por averiguar cada objeto misterioso que hay dentro de cada caja.
Por Angélica Rodríguez, del blog Mis pensamientos vuelan.

 

Mientras merendábamos jugábamos a imaginarnos extrañas criaturas que flotaban por el cielo hasta desaparecer.
—Ahí van los tres Reyes Magos, le dije a mi amigo.
—Pues yo solo veo a un gordinflón que no para de reír, me contestó.
—Ahora van más fatigados con la mascarilla porque necesitan más oxígeno para respirar, pero si vinieran con chándal estarían exentos.
—¡Aaahhh!… Mi papá dice que el objeto de ser vegano te libra de muchos problemas económicos.
Por Estrella Amaranto, de Blog Literario Amaranto.

 

El elfo jefe grita:
—¡Emergencia, emerg…! —Melchor aleja el móvil.
—¿Qué pasa? —pregunta Gaspar mientras Baltasar medita.
—Un extraño objeto ha enfermado a Santa —contesta Melchor.
—Omicrooon… omicrooon… —repite Baltasar.
—Le sustituiremos en Nochebuena —promete Gaspar—. Este año necesitan conservar la ilusión más que nunca.
—OMS… OMS…
—¡Usaremos máscaras antigás, si es necesario! —concluye Melchor.
Por MJ RU1Z, del blog Eleeabooks.

 

Si hay algo más sobrenatural que la imagen de un anciano obeso caminando por los techos de millones de personas en una noche, quiero verlo. Mientras no lo encuentren, piensen en qué tanto necesitan esa consola de videojuegos que el viejo está tirando por la chimenea con descuido. O ese objeto mal envuelto que acaba de ser aplastado bajo las patas de uno de los renos. Creo que este año, Santa está de mal humor y lo entiendo. Ha sido un año pesado.
Por Cyn Romero, del blog El frasco de historias.

 

De acuerdo, estoy a reventar, visto estrafalario, mi vocabulario se limita a decir ¡jo,jo,jo! y ni siquiera se ponen de acuerdo con mi nombre, pero no quiero ser objeto de chanza. Mi eficacia está más que probada y estoy presente en todo el mundo, mientras que los Reyes Magos tienen un radio de acción constreñido. Por ende, las monarquías están en declive y necesitan un proceso de asimilación. O se buscan un patrocinador tipo Coca Cola o quedarán anclados en el cajón de la historia.
Por Isan, del blog Una capa de barniz.

 

Tiene doce años. Mientras miraba el cielo vio la fugaz estrella de Belén. Ya sabía la verdad de los Reyes Magos. Son muchos años para creer en fantasías, pocos para entender por qué los adultos necesitan dejarse manipular por las verdaderas fantasías de los medios de comunicación. Por qué no saben ver el «divide y vencerás» del que están siendo objeto… mas la adolescencia sí le deja ver que el «apagón tecnológico», evitará que se inunden las redes sociales de voces contrarias.
Por Carla Guerrero, del blog Está escrito.

 

El objeto del deseo estaba frente a mi vista. Mientras, mi mente seguía hablando; dando su opinión sobre lo divino y lo humano. Si permanecía quieto, aún, podría alcanzarlo. Los demás necesitan un estímulo para perseguirlo. Yo, lo tengo entre mis pupilas. Antes de que el día acabe habrá una nueva oportunidad. Es solo cuestión de paciencia; el amor que sabe esperar. Raíces profundas y fruto dulce. Verano reseco y otoño amarillo.
Por Juan Fernández Vicente, del blog «JFV, versos de 24 kilates».

 

Desde siempre mientras los días invernales se sucedían, los niños de mi generación ansiábamos ver llegar esa mañana especial en que los regalos bajo el árbol o a un lado del nacimiento esperaban a ser descubiertos. No era el objeto en sí, sino la ilusión infantil que todos necesitan, la alegría recibir algún presente por pequeño que fuera; ya fueran los Reyes Magos o Papa Noel quien los trajera.
Por Katalina Camus, del blog Ambiente virtual.

 

Estaba sentada en el sillón mientras pensaba en el amor. Para una vez que se había enamorado… Las personas necesitan vivir en sociedad, pero Sara estaba sola en el mundo. Y Simón también, aunque nunca habían hablado de eso. Sara observó un objeto de la estantería. De pronto, oyó un sonido ligero, como si sonara una campana y salió al balcón. Frente a ella estaba Simón y en lugar del muro que los separaba había una caja roja con un cartel que decía: «De parte de los Reyes Magos».
Por Sandra Adrián.

 

Pasaba el tiempo y los encuentros se aplazaban en el calendario y no sólo para Papá Noel. Mientras caían las primeras nieves descubrieron que sí se necesitan recuperar tradiciones, los paseos al aire libre, los juegos de sobremesa y compartir platos en la cocina. El fuego no era solo un objeto más, pasó a ser el nuevo compañero de esas veladas, ocupando el lugar de los pequeños curiosos devoradores de historias. Tal vez algún día regresen siendo ellos los narradores.
Por Carmen, del blog Propuestas and made.

 

Cada vez más mujeres necesitan pedirle a los Reyes Magos un objeto para procurarse placer. Mientras tanto nuestros maridos siguen en la inopia y sin darse por aludidos. Cualquier año me subo al camello con Baltasar y no me vuelven a ver el pelo por estos lares. Es que el de Laponia…es demasiado materialista para mi gusto.
Por Pedro Merchan, del blog El cuaderno de Pedro.

 

El juguete estrella, objeto más codiciado por todos los niños, que los Reyes Magos necesitan a toda costa para salvar su campaña, se ha agotado. Santa ya se encargó en Navidad de liquidar todas las existencias y así, a la vuelta de las vacaciones, solo los niños de arbolito y Papa Noel dispondrán de la flamante consola PlayXvoxOne tras la fusión de sus compañías. Mientras que los otros, los del Nacimiento y Portal de Belén, tendrán que conformarse con la ropa y libros de siempre.
Por jm vanjav, del blog jm vanjav hasta en 500 palabras +

 

No necesita nada quien lo tiene todo, imaginando a los Reyes Magos volviéndose a sus tierras. Entra su hijo en el salón y despierta de sus pensamientos, luego, mirándole le entrega el preciado objeto.
—Ves, no se te haga tarde.
Mientras descansa en el sofá, piensa en todo lo vivido y espera que a él pueda servirle en el gran juicio, su misión ha terminado.
Por David Coloma García, del blog Blog de poesía y relatos.

 

Queridos Reyes Magos, creo que ya sé de qué va la cosa, cada año me entero un poquito más: «los humanos necesitan ser objeto del amor».
Este año quiero jugar a ser feliz. Mientras juego, aprendo cómo. ¡Me superencannnta jugar a eso!
Os pido el mismo juego del año pasado.
Besitos desde la Tierra
Por felisa.

 

Mientras la abuela preparaba la cena fui a comprar canela para el pastel de manzana. No concibo una Navidad sin este dulce. Cuando llegué a la tienda, a través del cristal, vi al objeto de deseo de mi niñez. Cuatro ancianos vestidos con conocidos ropajes discutían acalorados en una esquina pasando un extraño objeto de mano en mano. «Los renos no necesitan la estrella y yo tampoco, volved el día 5, esta noche es nuestra», oí que decía el más regordete de todos.
Por Amparo Rodríguez Frías.

 

El objeto, tal vez caido de las alforjas de sus Mágicas Realezas, emite una luz timida que desdibuja sombras inconstantes sobre el púrpura de las paredes y el pelo de uakarí de la alfombra afgana. Reunidos en cónclave extraordinario, todos coinciden en que necesitan algo así desde hace tiempo. Nadie sabe cómo abordar el asunto ni los cuidados que serán menester. Mientras lo discuten y no, lo único que la familia tiene claro es que no pueden dejar su nuevo oráculo en medio del salón.
Por Obispo de familia.

 

…Sé que me necesitan, que dependen muchas personas de mí, solo pido algo de justicia, que me dejen alguna manera de vivir la vida como yo quiera, como yo decida, no ser un simple objeto de la sociedad, mientras unos acaban comiendo solo lentejas y brindar a mí me tienen que devorar entre todas las variedades de fruta que somos y me escogen a mí y a mi familia, no hay derecho a tratarnos así.
Firmado: La Uva
Por Carlos gonzalez.

 

—¡Qué objeto tiene esto! —se preguntaba mientras su mirada se perdía en el horizonte.
La mayoría de las personas necesitan una razón para hacer una u otra cosa, pero él no, él era diferente. Nunca había cuestionado sus actos, hacía lo que entendía que tenía que hacer, frío y efectivo como un bisturí de cirujano. La misión encomendada no era como las anteriores, esta vez solamente tenía que repartir regalos con Los Reyes Magos.
¡Este juego es una m…!
Por Arekkusu.

 

Mientras escribe, Marta impregna el papel con palabras que hablan de emoción, de familia, de cariño. Piensa que ya es mayor y que el objeto de su carta es muy diferente.
«Queridos Reyes Magos, este año no pido juguetes ni cuentos. Hay niños que los necesitan más que yo. Mi único deseo es ver a mis abuelos. Aunque no pueda besarlos y abrazarlos como siempre, no quiero que se sientan solos. Podemos acortar distancias con videollamadas. Para ello, me urge que me traigáis un móvil 5G».
Por Pilar Alejos Martínez, del blog Versos a flor de piel.

 

Es treinta y uno de diciembre, los Reyes Magos están de camino a Belén. Le llevan al niño Jesús varios regalos, pero les falta algo para completar, el presupuesto es bastante amplio y solo le han comprado pequeñas chorradas. Necesitan un objeto qué de valor a todos los presentes.
Mientras Melchor y Gaspar miran en algunas tiendas ropa, Baltasar encuentra el regalo perfecto en un anticuario.
Por Avalle Rei, del blog El mundo de Avalle Rei.

 

Mientras cumplen con sus responsabilidades, todas las personas necesitan divertirse y acudir a actividades relajantes. Con el objeto de liberar a mi novia del estrés, la llevé al espectáculo de un comediante. Ella respeta todo asunto religioso, pero esta vez no pudo evitar las carcajadas al oir que en un barrio peligroso llamaban a un grupo Los Tres Reyes Magos. A Gaspar le decían Vaaarobar; a Melchor, Malhechor; y a Baltazar, Vaaasaltar.
Por Óscar Quijada Reyes, del blog Unas páginas más.

 

¿Sabías que mis suscriptores conocen las palabras del reto antes que nadie?

Puedes unirte a ellos.